Mantente al tanto

Nacionales

El Salvador, año nuevo, viejos problemas

Comparte esta noticia
El país recibirá, a criterio de la ciudadanía, un nuevo año con los mismos problemas de delincuencia, inseguridad, económicos y electorales, mientras, no ven luces de mejoría.  Salvadoreños sostienen que la inseguridad es el factor que más les afecta
Redacción Focus Ahora

El 2017 pasará a la historia como uno de los años más violentos en El Salvador, según analistas políticos y criminólogos, y no es para menos,  entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2017 se registraron tres mil 951 asesinatos en el país, razón más que suficiente para que la población viva en constante temor.

Pero el problema de delincuencia e inseguridad no es el único con el que el país recibirá el nuevo año.  A este se suma la no aprobación del presupuesto general de la nación para 2018.

Esa situación, según diputados de la Asamblea Legislativa y dirigentes de gremiales enpresariales, pone al país en una situación de riesgo de impago si se llega a enero sin aprobar los fondos estatales.

La situación se extiende, según entendidos en la materia, a la mala economía con que se cierra el 2017 y suman  que para marzo 2018 hay elecciones de diputados y alcaldes, y aún no se contrata la empresa responsable de la transmisión de los datos y la transparencia del proceso.

Pese a esas críticas, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, sostiene que el país vive un clima favorable para la inversión, mientras tiene halagos para el plan El Salvador Seguro, pese a los 10.8 homicidios diarios que registran oficialmente las autoridades del Ministerio de Seguridad y que fueron confirmados por su ministro del ramo, Mauricio Ramírez Landaverde.

En cuanto al tema de la no aprobación del presupuesto, diputados como René Portillo Cuadra, de Arena, asegura que el país quedará mal calificado si al 1 de enero no se aprueba el presupuesto.

Mientras que en el caso de los atrasos con los procesos del Tribunal Supremo Electoral en la contratación de la empresa que transmita los resultados, Luis Mario Rodriguez, de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), asegura que es preocupante.

 

El dolor en las calles

Sobre los problemas con que se recibe el año nuevo, la ciudadanía sostiene que  lo que más preocupa es la inseguridad y delincuencia. Retoman las cifras de los casi cuatro mil asesinatos registrados este año y  consideran  casi nula la actividad de gobierno para frenar esa situación en favor de los salvadoreños honrados.

 

Según Elsy Guatemala, una empleada de gobierno que labora en Usulután, las cifras de asesinatos  son números fríos para las autoridades de gobierno, pero dolor profundo para los familiares de personas asesinadas en el presente año.

Sostiene que si bien preocupan la no aprobación del presupuesto y las elecciones, lo que más le afecta al ciudadano común, y que es perceptible, es la falta de seguridad.

Partiendo de esa afirmación, en Jucuarán, Usulután, una de las zonas más afectadas por la violencia,  fuentes de investigaciones de la Policía confirman que fueron asesinadas personas ligadas a pandillas, gente común y corriente y delincuentes que se enfrentaron a las fuerzas del orden y que eso genera miedo en la población.

“Jucuarán es un caso especial. Tuvimos varios asesinatos de personas vinculadas a grupos terroristas, personas que fueron ultimadas por esos delincuentes y que nada tenían que ver con su accionar y delincuentes muertos en combate. Eso, mete miedo en la población, por más que no querramos verlo”, dijo un oficial, bajo promesa de anonimato.

Luis M. perdió un familiar en uno de los asesinatos múltiples ocurridos en la zona rural de Jucuarán. Dice que en el municipio, a inicio de 2017, el temor entre sus residentes era muy grande, situación que no ha variado mucho.

“Acá la gente se encierra temprano para evitar ver o escuchar lo que no debe. Por acá pasa gente extraña, armada y uno no sabe quienes son, es mejor, no ver, no oir, pero si callar”, exclama con seguridad.

Pero la situación no es exclusiva de Jucuarán, esa misma realidad se vive en municipios como Puerto El Triunfo y Jiquilisco en Usulután, además de Conchagua en La Unión, Ciudad Barrios en San Miguel, Apopa o  Colón en San Salvador y La Libertad, respectivamente, sitios en los que las pandillas tienen, pese a que la Policía lo niega, atemorizados a los pobladores, según testimonios de quienes viven en estas zonas del país.

En la última semana de 2017, un padre y sus dos hijas fueron ultimados en Jiquilisco, Usulután y fueron parte de las cifras de las autoridades. Pese a todo, el gobierno sostiene que El Salvador es seguro, que los municipios en que se registran homicidios son pocos, que la economía mejora, que hay fuentes de empleo y que hay clima de inversión.

Pero al hablar con los ciudadanos, la realidad es diferente, hablan de un El Salvador de miedo, de falta de trabajo, de una economía deplorable y de un 2018 que recibirán con los mismo problemas de siempre, los de un país sin rumbo.

 

 

 

 

Clic para comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clima

La ciudad no se podía encontrar, por favor intente de nuevo.
El Clima-FocusAhora
Establece tu ubicación
30°
Partly Cloudy
74% humedad
viento: 11kph SW
MAX 32 • MIN 23
32°
Jue
32°
Vie
30°
Sab
29°
Dom
31°
Lun
#Sucesos. Autoridades de seguridad reportan homicidio en calle principal de la colonia San Francisco, kilómetro 6 de la carretera antigua a Zacatecoluca, La Paz.
3
#Judicial. Fiscalía presentará hoy la solicitud de imposición de medidas en el Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel contra estructura criminal conformada por 57 miembros, entre ellos, 2 empleados de la alcaldía de Guatajiagua, acusados de organizaciones terroristas
3
#Cimasv/Así estarán las condiciones del clima para #ElSalvador en este día, según meteorólogo del @MARN_SV https://t.co/GIhZaTQexl
3

Comunícate con nosotros

Tendencia